Banco Santander y los gastos de los créditos ICO

Parte III de III

Desenlace de la historia.

Como un padre

Visto que la sucursal no se baja del burro, escribo una carta al Defensor del Cliente del Santander primero (aunque luego fue remitida por éste a la Dirección Territorial de Cataluña de la entidad… trabajo que me ahorraron) para explicar con pelos y señales el tema.

Al fin me devuelven la pasta

Al fin me devuelven la pasta

Al cabo de un par de semanas recibo una carta que más que un director parece que me hablaba un cura paternalista: que si hemos de comprender que a veces nos equivocamos, que si errar es humano, que posiblemente el Sr. Raúl no se supo explicar “y yo no supe entender“, que si el abuelo fuma…

¡¡¡ ¿Pero esto qué es? !!! (Matías Prats hijo dixit)

Pero, siempre hay un pero, me dice que para “no ofrecer una imagen que la entidad no quiere dar” van a proceder a deshacer esa transferencia y reintegrar a mi cuenta los 55 euros motivo del lance.

Replica al Sr. Director

Pero no todo es recuperar el dinero, eso era casi lo que menos me importaba, más bien perseguía atajar la impunidad con la que las entidades bancarias nos tratan a sus CLIENTES… que ya tiene guasa la tontería.

Así que respondo de nuevo por carta. No voy a poner todo lo que le dije a este señor pero si a resumirlo:

1. Que si de verdad tuviesen la razón estoy seguro que ni me habrían hecho caso, que me han devuelto el dinero porque claramente han cometido irregularidades… u otras cosas peores que se me ocurren, pero que la prudencia me impide dejar por escrito en este blog.

2. Que el Sr. Raúl se reiteró en cuatro ocasiones sobre los gastos, y no solo en mi presencia.

3. Que el tono paternalista se lo podía guardar para su prole.

4. Y por último, que me reservaba emprender acciones legales contra la entidad por entender que el procedimiento rozaba la ilegalidad.

Respuesta del Sr. Director

Coño!… ¿respuesta?… se han callado como putas porque saben que la mierda es mejor no removerla.

No debemos dejar pasar estas cosas, no pensemos que por unos pocos euros no vale la pena reclamar, no hay que hacerlo por el dinero sino por desborregarnos y parar este tipo de prácticas que, tacita a tacita, engrosa su cuenta de resultados.

Entradas relacionadas:

Banco Santander y los gastos de los créditos ICO (Parte I de III)

Banco Santander y los gastos de los créditos ICO (Parte II de III)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Imagen CAPTCHA

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>