Después de mi glorioso paso por el quirófano, el médico me recomienda (entre otras cosas) caminar al menos dos horas diarias. Tengo la suerte de vivir en un pueblo de montaña a 40 kilómetros de Barcelona, dirección norte, que se llama Aiguafreda. Esto es lo que veo en mis paseos. Camino junto al río Congost,…