Las 10 cosas que debes saber de Apple antes de comprar uno de sus productos

Los productos de Apple causan furor en la gente. Dicho sea ello hoy, justo el día que presentan nuevos dispositivos. Yo mismo di el salto a la marca de la manzana hace casi 5 años con un iMac 20 pulgadas de los blancos que compré de segunda mano.

El primero fue de segunda mano para saborear un primer bocado y no meterme en más de 1.000 euros del tirón en algo que no se si va a satisfacer mis necesidades.

Imagen de Steve Jobs de juerga flamenca

Como servidor se dedicaba entonces a la informática de batalla (Windows, Linux y ahora, Mac) y tenía que hacer también mis pinitos en la cosa multimedia me tiré a por algo que tenía, por aquel entonces, reconocido prestigio en esa área en concreto. Aunque ahora parece que se desentienden de los profesionales y van enfocando sus esfuerzos a un target de consumidor mucho más amplio y con cierto nivel técnico, prosumers los llaman.

Así entró en la oficina un fermoso iMac blanco de 20 pulgadas, que tras cacharrear y toquetear pasó con nota a formar parte de nuestras herramientas de trabajo.

Con el tiempo, viendo el buen resultado que daba, busqué un iMac blanco de los de 17 pulgadas para usarlo en administración del negocio. Encontré uno de segunda mano en perfecto estado y allá que lo compré. Formateo, instalación en limpio, configuración de servicios, instalo software y listos, a trabajar.

Llegó entonces la oportunidad de hacer un trabajo más serio en el mundo multimedia y vi que el iMac de 20 no iba a funcionar teniendo en cuenta que había que editar vídeo en alta definición.

Después de sopesar todas las opciones disponibles, y viendo el excelente resultado de los productos Apple que ya estaban en casa me decidí por un Mac Pro, entonces con dos procesadores de doble núcleo y una ampliación de RAM que hice yo mismo a 16 GB.

Hice yo mismo la ampliación de RAM debido a que los precios de este componente (y de todos) en Apple son prohibitivos.

Todo funcionaba bien, sin fallos ni cuelgues, así que todos contentos.

Después, vista la buena experiencia, llegaron iPod’s, teclados y ratones Bluetooth, un Time Capsule que dio algún problema y en la Navidad de 2008 un iPhone 3Gs que aún uso.

Finalmente la Academia CEP Santa Cruz me cedió un iPad 32GB 3G que ha venido a confirmar mi fe en los productos de la casa manzanera.

Dicen despectivamente que los productos Apple son “para tontos“, así que me confieso tonto. De remate, añado.

Hay que dejar a un lado prejuicios y acercarse uno a aquello que haga su labor más sencilla y más fácil, dejando a un lado si es un sistema operativo u otro: si lo hace rápido y sencillo, es lo que necesito.

Por todo ello, antes de que te lances a gastar dinero de forma compulsiva te comento…

Ahora ya tienes algunos elementos más de juicio más para pararte a pensar antes de lanzarte a lo loco a aumentar los dividendos de la casa de la manzanita.

Analiza bien lo que necesitas, estudia el mercado y busca aquello que simplificará de forma significativa tus necesidades. Si además es un cacharro de Apple y te lo puedes permitir, adelante, pero siempre el sentido común y la lógica deben ir por delante.

Amén de evitarte la tremenda desilusión porque tu iCacharro no es lo que esperabas, que no es poco.

Y sí, efectivamente, le estoy pillando el gusto a esto de los decálogos. Lo siento.

5 opiniones en “Las 10 cosas que debes saber de Apple antes de comprar uno de sus productos”

  1. Si si compras un producto de Apple, también debes saber que no será compatible con nada a menos que le hagas jailbreak. Y a menos que hagas ese jailbreak, tendrás que pagar mas plata a Apple por cada aplicación.
    Que usara conectores extraños que nadie mas usa y te costaran mas plata.
    Que es seguro y estable, pero no infalible.
    Que se ve bonito (según tu) pero mucha gente se burlará de ti solo por usarlo (y créeme la opinión que otros tienen de tu inteligencia bajará).
    Y claro que al comprarlo apoyas a una empresa restrictiva, que lucra con tu falta de inteligencia, que daría todo por ser la única empresa en el mundo y destruiría a la competencia si fuera posible, y a ti, por que no, si dejas de darle tu dinero.

  2. Me gustó lo que escribiste, por que es muy centrado y se nota que aunque le tiene cariño a Apple y te gustan sus virtudes, reconoces sus defectos.
    Me gustaría enfatizar algunos puntos.
    1) Cuando compres algo de Apple tendrás que hacerle jailbreak. No sabes que es, pero en cuanto empiezas a sentirte inferior a los demás por que tu gadget hace menos cosas, sabrás que lo necesitas. Si quieres recibir algo funcional sin batallar, comprate un Android o un iPhone pirata al que ya alguien te hizo el favor de hacerle el jailbreak.
    2) Pagaste mucho por menos. Vive con ello, no esperes tener lo último en funcionalidad, pues Apple se mueve lento, ahora la competencia incluye más en sus productos e innova más. Y si tienes que esperar un año por el nuevo IPhone, Apple no te va dar muchos modelos.
    3)No esperes conectores estándar. Olvídate de las cosas llamadas estándares, Apple es un mundo aparte, elitista.

    Apple es lo que es, y así va a ser, no va a cambiar. El usuario no es prioridad , si no el dinero que puede ganar. Hay un gran mundo afuera, si Apple es bueno para tu estándar, bien, pero Infórmate antes que hace y que no tu aparato, por que luego estarás como algunos amigos decepcionados que a los meses ya querían vender su iPhone. Apple es bueno a secas, no una panacea, no compres sin saber en que te metes, no estas comprando una solución, sino un aparato un poco limitado, pero Apple no tiene la culpa de que compres por impulso sin siquiera leer las especificaciones.

  3. Hola Roberto.

    Pues muchas gracias hombre. 😉

    Sí, soy usuario de productos Apple, pero usando el sentido común. Como debería ser todo en la vida ¿No?

    Respondiendo a los puntos que señalas:

    1) Hacer el ‘jailbreak’ no es una opción para mi. Comprometes la seguridad al instalar aplicaciones que ni sabes de dónde vienen, quién las ha programado o qué hacen en segundo plano. Mi percepción, analizando ese proceso con otros usuarios de iPhone (nunca lo hice con mi terminal) es que la experiencia de usuario se empobrece y resta satisfacción de uso. Francamente para eso me compro cualquier smartphone chino y le hago perrerías, pero si compro un iPhone lo hago plenamente consciente de lo que acarrea… y si no le gusta a uno esa obligación pues habrá que pasarse a otra marca, pero no trastear el terminal de esa forma.

    2) No estoy de acuerdo con eso. Yo hago todo lo que necesito con un rendimiento excelente y a plena satisfacción con, por ejemplo, el MacBook Air de 11 pulgadas que uso ahora para todo mi trabajo. Está encendido una media de 10 horas diarias, no se calienta, no hace ruido, veo películas, televisión, escucho podcast y hago todo el trabajo del día: gestión de tiendas, publicación en blogs, escribir código, Twitter, etc. Bajo mi punto de vista no he pagado más por tener menos, al revés, la calidad del equipo está fuera de toda duda para mi. Pagar por un Toshiba de 499 euros hecho de plástico barato sí me parece pagar más por menos.

    3) El MacBook Air (me limito a hablar de lo que tengo) tiene 2 conectores USB, no tiene lector-grabador de CD-DVD, no tiene conector Ethernet… y no hecho de manos nada de eso para todo lo que hago en mi actividad diaria, relatada en el punto anterior. El tema de los puertos y la abundancia de los mismos es totalmente subjetivo, en mi caso no hacen falta. Con dos USB 2.0, una toma de auriculares-entrada de línea y un puerto Thunderbolt, que no he usado nunca, no siento necesidad de nada más. Mi máxima es: menos es más.

    Apple es una opción más, como cualquier otra, pero comprar un iPhone o un iPad para hacerle ‘jailbreak’ es como pedir un cafe con leche y quitarle el cafe… si no te lo vas a tomar como viene ¿Para qué lo pides? Mejor pide un vaso de leche ¿No?

    Por otra parte debo decir que nunca nadie me obligó a comprar producto Apple, los acepto con sus ventajas y con sus carencias que a criterio de otros son muchas, pero a mi me llena más lo primero.

    Da gusto encontrarse con comentarios educados y llenos de respeto como el tuyo Roberto, gracias por eso. 🙂

    Vuelve cuando gustes, tu casa ya sabes.

    Javier

  4. “ahora parece que se desentienden de los profesionales y van enfocando sus esfuerzos a un target de consumidor (…)” sin nivel técnico, es la parte de la frase que te faltó añadir. Porque, si te paras a pensar un segundo, convendrás conmigo en que Apple es el MacDonalds de los ordenadores, todo prefabricado para consumir al instante, cero comeduras de coco y si me va bien la configuración de fábrica que traen, pues todos felices. En cuanto aprendes algo de informática, empiezas a pensar por qué cuesta el dinero que cuesta y la potencia que te están vendiendo. Eso sí, son practicamente equipos indestructibles y con un servicio técnico que no tiene ninguna otra compañía, pero si buscas potencia bruta diste con hueso.

  5. Hola soldomi.

    Pues tienes toda la razón, como usuario de sus productos lo digo.

    Hace mucho tiempo escuché a alguien decir que “los Mac son para tontos”, y quizás algo de verdad hay.

    Por mi parte sigo siendo consumidor de la marca por:

    – Privacidad. Por mi trabajo es imprescindible y creo que el ecosistema Apple me proporciona esa seguridad y tranquilidad.
    – Facilidad de uso. Desempaquetar, conectar con iCloud y ya tienes todo en su sitio de nuevo.
    – Servicio técnico. Inmejorable.
    – Durabilidad. El MacBook Pro desde el que te respondo lo compré casi un año antes de abrir este blog, y aquí sigue.

    El precio es excesivo, pero teniendo en cuenta que tengo el Mac desde 2008 y que el iPhone 4s que usaba lo cambié hace poco más de un año por un 6s funcionando perfectamente, creo que valen cada euro que cuestan.

    Pero bueno, va por gustos y hay que respetar a todo el mundo.

    Gracias por comentar.

    Javier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.