Alargar un transatlántico nunca fue tan fácil

Si te digo que cortando por la mitad y añadiendo un trozo más seguro que te ríes, pero es que SE HACE ASÍ. Yo soy el primero que alucina con este vídeo en formato timelapse.

Tenemos por un lado al barco, el Norwegian Crown, por otro los astilleros Blohm+Voss, luego añadimos a nuestro coctel una sección nueva al barco y como resultado obtenemos el Balmoral. Un barco que pasa de tener 187 metros a 217, es decir, suma 30 metros más de eslora y hace que su capacidad de pasajeros aumente de las 1.230 personas a 1.778 (entre pasaje y tripulación) tras la ampliación.

Tras alargar el barco se procede a pintarlo de nuevo y a cambiarle el nombre, nace el Balmoral. La operación se llevó a cabo el año 2007 usando cámaras Canon 30D y 40D pero no se ha publicado hasta hoy.

Los 3 minutos del vídeo son en realidad 2 meses de intenso trabajo. Añadir como dato que el original Norwegian Crown comenzó a navegar allá por 1988 y que tras la operación de alargamiento en 2007 sigue navegando en la actualidad para Fred. Olsen Cruise Lines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.