Las 10 cosas que debes saber antes de tener tu primer perro

He utilizado una imagen de “mi campeón“, Coco, para ilustrar esta entrada. Como veis es un animal adorable, mirada de “Aaaaaaawww!” y guapo como el sol.

Pero no te dejes engañar, no es un perro “entry level” sino un “master of the universe expert level“. Lo se ahora, que el mes que viene cumple 10 años de convivencia con servidor.

Gráfica de la actividad de mi perro Coco

Si estas pensando en poner en tu vida un perro y es la primera vez que te lanzas a esa aventura quizás deberías leer esta entrada, al menos evitarás posteriores malas experiencias y sobre todo tendrás una convivencia agradable con tu nuevo perro.

Yo me encuentro en el lado opuesto: empiezo la casa por el tejado… y así me va.

Coco es un buen perro, ojo, pero no quita que de por culo hasta la extenuación, no porque no esté bien sino porque es su naturaleza, es un animal que requiere mucha actividad, muy nervioso y terriblemente testarudo. Hasta la exasperación más extrema añado.

Necesita salir, como mínimo 3 veces al día y, aún a su edad, tener una buena dosis de actividad extra para que esté más o menos tranquilo.

Recuerdo que entré en una tienda de mascotas a preguntar sobre cockers y la tipa de la tienda me dijo que tenía un cachorro de 3 meses que habían devuelto, que lo compró el marido de una pitonisa que “pasaba consulta” cerca para darle una sorpresa, pero que al darse cuenta que cagaba, meaba y dejaba pelos por todos lados se asustó y lo devolvieron. Como si fuese una cosa, no un ser vivo.

Tenía 3 meses pero un tamaño desmesurado para su edad, es decir, no daba el aspecto de cachorro y nadie lo quería. Me lo daba tan solo a cambio de pagar el papeleo del animal. De eso han pasado ya 10 años. No hace falta decir lo que hice ¿No?

En este tiempo reconozco que Coco ha agotado mi paciencia en muchas ocasiones y ha llegado al punto de ponerme en la situación de buscar un nuevo dueño porque no me veía capaz de manejar su tozudez e hiperactividad. He perdido los nervios no una ni dos ni tres, sino tres veces con este perro.

Con el tiempo, y la experiencia, comprendes que tú estás equivocado y el animal tan solo hace lo que su instinto le indica. Nunca podré agradecerle a César Millán de “El encantador de perros” lo suficiente por la de cosas que he aprendido en sus programas y que he aplicado con éxito a Coco.

Es por ello, oye, que desde esta experiencia he conformado el siguiente:

DECÁLOGO DEL PROPIETARIO EN CIERNES DE UN CÁNIDO

  • 1. No compres un perro, mejor te vas a cualquier protectora y lo adoptas. Hay mucho personal al que la responsabilidad de tener un perro le puede y en lugar de abandonar al animal a su suerte en cualquier carretera perdida, tiene un mínimo de decencia y lo lleva a una protectora. Así haces dos veces bien las cosas.
  • 2. Un gran danés para un apartamento de 40 metros cuadrados no es una buena idea. Con que estés tú puteado en un zulo es suficiente.
  • 3. Los perros no van solos al lavabo, hacen sus cosas y tiran de la cadena. Hay que sacarlos a pasear, al menos 30 minutos, un mínimo de tres veces al día. Si no puedes cumplir ese estricto programa mejor te pillas una mascota virtual de esas que salen a pasear haciendo un simple clic.
  • 4. Los perros no comen mierda ni desechos como los marranos. Comprar un saco de pienso de 25 kilos de bazofia de marca blanca, que no sabes ni de qué está hecha, no es admisible. Que tú comas lo primero que te dan es una cosa, pero para no estar a la altura alimentando a tu nuevo compañero de piso mejor compras uno de peluche… esos no comen.
  • 5. Los perros no son personas. Esto es MUY IMPORTANTE que lo entiendas. Nada de darle de comer lo mismo que tú, darle besos en los morros, hablarle o decir que solo le falta hablar, decir que te entiende, vestirlo con mariconadas, etc. Los perros son animales de instinto, debes tratarlos como tal, les das cariño, sí, pero hay que establecer una jerarquía dentro de casa desde el primer día. Es la base para una convivencia sana con un perro.
  • 6. No adoptes o compres por impulso o sin pensarlo. Los cachorritos son muy monos, te los llevarías todos, pero ten en cuenta que tu impulso vivirá entre 10 y 18 años, según el caso. Los perros no son cosas que se desechan si no nos gustan. El consumismo mejor meterselo por el culo en este caso.
  • 7. Los perros también se ponen enfermos. Y cuidado, que no es plato de agrado, pero según el perro da por saco lo que no está escrito. Lo pasan mal y es su manera de expresarlo. Recuerda que los médicos de los animales se llaman veterinarios, y no hay que ser rácano a la hora de pagar sus servicios. Si eres mileurista con hipoteca y más gastos mejor te sientas y esperas hasta que se te pasen las ganas de adoptar, te haces un favor tú y, lo más importante, le evitas una vida de mierda al pobre animal.
  • 8. Empieza con una raza tranquila. No hagas el jilipollas como servidor, que sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo, se tira de cabeza a convivir con un nervioso, activo y tozudo cocker spaniel inglés. Busca una raza o mestizo tranquilo, que no sea una raza cuyo origen sea la caza a ser posible. Son animales que necesitan mucha actividad y, MUY IMPORTANTE, una jerarquización constante para que no se les vaya la olla y se crean los dueños de la casa. Créeme este punto es MUY IMPORTANTE tanto para tu salud mental como para el correcto equilibrio del animal.
  • 9. ¿Trabajas un montón de horas? Nada extraño hoy día, pero en este caso te recomiendo el ejercicio indicado en el punto 7 de éste decálogo.
  • 10. Mejor te olvidas de viajar tranquilo, o de viajar directamente. Nada de entrar en museos, ni restaurantes, ni monumentos (ojo, que se los mean sin contemplaciones), ni eventos, ni nada… ¿Que puedes dejarlos en una residencia canina durante una semana? Un perro no es “una cosa” que se puede aparcar cuando te convenga, si vas a hacer eso mejor te compras algo que calme el impulso consumista, pero no des por culo al personal con tus tonterías, no estás preparado para tener perro.

Recuerda: un perro no es un juguete, ni un capricho, ni “una cosita”… si después de leer esto sigues pensando en incorporar un nuevo miembro a la familia tan solo te pido que te tomes aún unos días de reflexión antes de acudir al refugio o protectora donde lo busques. Siempre piensa primero en adoptar, todos lo agradecemos: tú por la satisfacción de sacar un animal de un sitio así… él por encontrarse al fin con un sitio fijo donde vivir y un nuevo compañero de correrías.

Feliz vida juntos.

Actualización a 6 de julio de 2014

En primer lugar dar las gracias a todas y todos los que habéis comentado en esta entrada, también a quienes la han compartido en redes sociales, blogs y agregadores de noticias. Gracias sinceras por ello.

Por desgracia Coco ya no está con nosotros, murió en casa el pasado 18 de noviembre de 2013 con 12 años y 1 mes de edad. Coco se fue por culpa de una insuficiencia renal muy grave que cuando se manifestó ya era tarde para atajarla.

No hay día más triste en la vida de quienes tenemos como compañeros un perro, gato, conejo, etc que el día en que debes despedirte del mismo. Desde que supimos su diagnostico siempre pensamos en Coco y sobre todo en evitarle sufrimientos, queríamos que se fuese tranquilo y en casa.

Nuestro limite estaba en el momento en que que no quisiera comer, sabíamos que a partir de esa línea todo sería una lenta agonía y como queríamos a Coco no podíamos hacerle esa faena. Fue la decisión más difícil de nuestra vida.

A las 14 horas del 18 de noviembre de 2014 la vida de Coco se extinguió entre las caricias de sus compañeros de andanzas, Cristina y Javier. El mar de lagrimas que vino tras la marcha de la veterinaria no os lo voy a relatar porque es ahora que escribo estas líneas y se me humedecen los ojos al recordarlo.

Desde el minuto cero en que se escribió esta entrada el objetivo de lo que intentaba transmitir era claro: un perro no es un juguete y hay que saber las responsabilidades que conlleva dar paso en nuestras vidas a un nuevo componente. Que la decisión de tener una mascota no sea tomada a la ligera.

Con mayor o menor fortuna (siento haber ofendido a algunas personas por mi forma de expresarme) creo haber logrado transmitir mis sentimientos. Doy el objetivo por cumplido.

Finalmente decir que en casa nos acordamos de Coco todos los días, y sospecho que será así por el resto de nuestra vida. Era tozudo y terco como una mula pero, y que no quede la menor duda, queríamos a Coco y ahora lo echamos de menos de una forma que no habíamos imaginado nunca.

Acabo con los enlaces de las entradas que Coco escribió en este humilde blog y que quedarán flotando en el ciberespacio para dar cuenta de su existencia:

Me llamaban Bolica

Una nueva esperanza

No podría vivir en la casa de ‘Los Otros’

Adiós

Sirvan estas palabras de recuerdo hacía Coco, no te olvidamos.

Gracias de nuevo.

28 opiniones en “Las 10 cosas que debes saber antes de tener tu primer perro”

  1. Lo primordial es la paciencia y sobretodo saber educarlo, tener tiempo para él y disfrutar de su compañía como él lo hace de la tuya. La vida del perro es finita y el día en que muera lamentarás no haber pasado más tiempo con él. Seguramente tu perro te quiera muchísimo más de lo que tú le quieres a él. Tenedlo siempre en cuenta y actuad en consecuencia.

  2. Tenemos 2 perros de agua y estas vacaciones nos hemos pateado Europa todo el mes juntos. Han subido en autobús, tren turístico, ferry, vaporetto y hasta en góndola.

    Hay un montón de hoteles que aceptan mascotas, algunos pagando (13€ por noche y perro en el IBIS de Milán :-() y otros gratuitamente.

    En los restaurantes lo primero que hacian era traer agua a los perros y luego preguntarnos que queriamos tomar nosotros. Incluso en el interior (en Italia no, pero en Francia y Alemania ningún problema).

    Se han bañado en el mar, rios y lagos. Han paseado por numerosas ciudades y siempre hemos encontrado bolsas de plástico disponibles para recoger sus deposiciones.

    No han podido entrar en algunas iglesias y museos, pero en ese caso o nos turnábamos o nos ibamos a ver otra cosa.

    Nadie se ha puesto histérico si nuestros perros le han ladrado o les han olisqueado las piernas. Al contrario, la mayoría de veces han despertado sonrisas y simpatía.

    Los asiaticos se volvían locos por hacerse unas fotos junto a nuestros peludos. Lo de pasearse con perro por Venecia les parece de lo más “chic”.

    En fin, super-recomendable lo de viajar con perro por Europa (más allá de los Pirineos).

    Por otro lado, lo de dejarlos en una residencia canina de confianza de vez en cuando no lo veo mal. Al contrario, creo que les va bien para socializarse con otros perros y no estar tan “pegados” a sus dueños (ni los dueños a los perros). Solo los hemos dejado un par de veces y creo hubiera sido mejor hacerlo más a menudo.

  3. solo por el asqueroso vocabulario que usas en este post, habra aun mas gente que se compre un perro para abandonarlo despues de darle de comer mierda.

    piensa un poco, joder!

  4. Sólo queria comentar que a pesar de todo vale la pena tener un peludo de estos a tu lado.
    Te hacen ver la vida desde otra perspectiva más simple pero no por ello equivocada.

  5. Tengo dos schnauzer uno mini comprado y otro medianito adoptado de una protectora. Es verdad lo q dices en tu post pero compensa toda la compañia q te dan y todas las satisfacciones. A veces hay q renunciar a algo pero cada vez estan mas admitidos y la gente esta mas con cienciada aunq estemos a años luz de Noruega, Suiza, Alemania … Pero no pierdo la esperanza. Tener un perro es de las mejores decisiones q he tomado.

  6. Me ha gustado mucho tu post, aunque no estoy de acuerdo en el último punto, en referencia a las residencias caninas. Yo no he tenido que llevar a mi perra a ninguna porque tengo familiares que se la quedan o me la llevo de viaje directamente (sitios muy limitados claro), pero no me parece una mala opción siempre que sean de confianza.
    Por cierto, también tengo un Cocker Spaniel y me ha hecho muchísima gracia la gráfica xD es verdad, pero cómo se quieren a estos bichos!
    Ojalá la gente se de cuenta que los animales de albergues necesitan ser adoptados, es más, muchos de ellos al ser adultos son mucho más tranquilos y manejables que el típico cachorro de una tienda.
    Saludos desde Canarias 🙂

  7. a que viene ese lenguaje tan soez.tengo perros y no me dan por culo,a veces solo molestan.

  8. Debo de se la única persona que tiene un cocker tranquilo y obediente, mi perra pide para salir, si hace algo en casa te avisa para que lo limpies, y se tira un montón de tiempo durmiendo…
    Aún así, muy cierto tu post, quizas discrepe algo en lo de las residencias caninas, pero si que es cierto, que si no puedo llevarme al perro de viaje, no viajo (perros, en mi caso…), y en cuanto a la comida, sólo decir CUANTA RAZÓN!!!, mejor comprar pienso bueno y no dejarle que coma otra cosa, al final tu bolsillo y tu perro os lo agradecerán (menos gastos veterinarios por problemas gastrointestinales y mejor salud para el animal)

  9. Si te vas a comprar un perro para disfrutarlo tú y sufrirlo tus vecinos, con sus cagadas y meadas en nuestros patios, y ladridos a todas horas, NO TE COMPRES UN PERRO. Si se caga y mea, que lo haga en el comedor de tu casa y si ladra que lo haga en tu dormitorio, PERO NO TE COMPRES UN PERRO PARA JODERNOS A NOSOTROS. Por cierto, para esos tontos del culo que han conseguido los mismos derechos para un perro que para un humano porque los cazadores cuando termina la temporada de caza mataban al galgo, (cosa que han hecho toda la vida); Ahora en las autovías por no matar a un perro y que te metan en el trullo, intentas esquivarlo y provocas más muertes de humanos, y en las ciudades ya está pasando lo mismo. Fuente: Varias aseguradoras. Bien hecho defensores a ultranza de los perros, ahora hacer lo mismo para los gatos y todos tendremos que ir a 40 por la autovía, no vaya a ser que atropellemos a alguno y nos metan en el trullo…

  10. Yo voy a añadir algo al último punto, básicamente. Si quieres viajar por España, has de saber que todo está prohibido. Ni en parques naturales puedes tener a tu perro suelto, y no hablar de entrar a restaurantes. Y me temo que en muchos casos no es el dueño del local el que no quiere que entres, sino que hay una normativa de sanidad muy antiperros. Normalmente en las terrazas no hay problema.
    En el resto de Europa no es así como ha selado muy bien Alnair en su comentario, y no es raro encontrarse a un perro dentro de un supermercado en Alemania.
    Por otro lado, la residencia canina es mucho mejor que abandonar a tu perro, como hace mucha gente en verano ante la imposibilidad de viajar a donde siempre ha estado acostumbrado.

    Ya por último, gran entrada esta tuya. Estaba yo pensando precisamente en escribir algo así al escuchar a un compañero de trabajo que a lo mejor le compraba un dálmata a su hijo de 4 años porque estaba encaprichado. Aunque yo pensaba hacer más incapié en que son 14/15 años de media de vida de un bicho peludo…

    Bueno, ¡un saludo!

  11. ¡Buenas! Muy buena entrada, si señor. Todo lo que dices es bien cierto y mucha gente no lo tiene en cuenta al “comprar” una mascota.

    Me gustaría añadir un par de cosas, lo primero es que creo que la residencias caninas son mucho mejor solución que un abandono. Mucha gente abandona a sus perros sobretodo en verano ante la imposibilidad de viajar como siempre lo han hecho, y son una solución, aunque no son nada baratas precisamente.

    La otra cosa era ampliar un poco el comentario que ha hecho Alnair. En Europa los perros están mucho más sociabilizados que en España y no es raro encontrarse a un dueño y su perro paseando por una tienda de ropa o incluso un supermercado por ejemplo en Alemania. Aquí en España hasta hay una normativa de sanidad que impide a los dueños de restaurantes aceptar mascotas dentro. Por suerte normalmente puedes comer en la terraza con tu perro. También está prohibido llevar al perro suelto en cualquier ocasión. Incluso en parques nacionales, terrenos abandonados, o cualquier otro sitio. Supongo que todavía nos queda mucho por aprender.

    Estaba yo pensando en escribir una entrada de este estilo en mi blog, más haciendo incapie en que un perro vive de media 14/15 años y que hay que mantenerlo desde del primer día al último, con paseos, comida, veterinario, etc. También indicar que algunas razas de moda son un pozo sin fondo en cuanto al dinero, como por ejemplo los Buldog Franceses, que tienen problemas de respiración, de piel, etc. Todo esto a raiz de escuchar a un compañero del trabajo decir que “a lo mejor” compraba un Dálmata para su hijo de 4 años porque estaba encaprichado… ¡Que gente!

  12. Un saludo a todas y todos.

    Como ir respondiendo uno a uno es un coñazo (y un curro) voy a publicar una nueva entrada aclarando algunas cosas y dando razones a quienes me insultan (tanto en público como en privado usando el formulario de contacto)

    GRACIAS por comentar y gracias por todos los +1 recibidos.

    Javier

  13. Debo decir que como dueña de un Pastor Belga (que no llega al nivel de actividad de un cocker, pero se le acerca mucho) es cierto que dan mucho trabajo… por fortuna nosotros tenemos un jardín lo bastante grande como para que el animal haga todo su ejercicio sólo pero ahora, con la edad, ha desarrollado diabetes lo que implica el que todos los días a las 9 hay que estar puntualmente dándole en casa sus medicines.

    Y, pese a todo, no cambiaría los últimos 10 años con ella por nada del mundo.

    Y toda esta introducción venía para hablar del punto de las enfermedades… el principal problema, tal y como yo lo veo, es que hay muchos veterinarios en este país que son unos jetas. La última prueba la veo con el cocker de mi tía, al cual le salió una ulcera en la oreja que se le infectó (típica herida que tu no ves pero como el animal nota, esta toqueteándose hasta que se lía una de cuidado). Su veterinario intentaba presionar para realizar una operación por la que les cobraba 500 € y, aún así, no se hacía responsable del resultado. Fueron a pedir una segunda opinión al mio (llevo con el mismo veterinario desde hace más de 20 años) y, antes de sugerir operar, estuvieron durante 15 días haciendo un tratamiento con antibióticos. Voila, el perro curado por una cuarta parte del precio…

    Es decir, es cierto que un perro enfermo es un dineral, lo sé por experiencia propia, pero también es cierto que hay una diferencia entre los profesionales de la medicina canina y los que lo ven simplemente como un negocio.

    Pese a todo… totalmente de acuerdo con tu entrada.

  14. Me ha encantado, cuánta razón, a ver si se lo aplican unos cuantos por ahí, que dentro de nada tendremos las protectoras y las perreras llenas de Bulldogs Ingleses…

    Un saludo y cuida mucho a tu chuchito, el mío se murió hace nada y todavía me queda la sensación de no haber disfrutado lo suficiente de él ni con él.

    Saludines desde Burgos.

  15. Perdón por bulldogs inglés, quería decir FRANCÉS.
    Ese perrito tan “de moda” que todo moderno moderna se ha comprado.

    Sorry por el fallo! 🙂

  16. Tengo una hembra, mestiza de 8 años y pesa seis kilos, al mismo tiempo de obligarme a salir a caminar, cosa muy combeniente pues estoy jubilado, nos hace mucha compañia en la casa y siempre la llevo con migo lo mismo si es andando o con el coche, que le encanta, lastima que en este pais todavia los consideremos unicamente como perros, son tambien seres vivos.

    Un saludo de Vicente

  17. Personalmente, como copropietario de 7 perros, comparto alguna opinión contigo, pero en la mayoría estoy muy en desacuerdo.

    De entre ellos poseo 3 cockers hembra, dos doradas (color que tiene el estigma de ser perros que se les va la olla, algo completamente falso) y una cachorra particolor-chocolate de 8 meses.

    Bueno, pues hace 1 año o así vivíamos yo y mi pareja con las dos doradas en un ático de 70m^2 con una terraza de 60m^2, y nuestras perras estaban la mar de bien, tanto jugando dentro del piso como fuera. De hecho muchas veces se venían (y siguen viniendo) con nosotros al trabajo. Los vecinos sólo protestaron una vez en todo el año porque un día nos urgío salir corriendo y dejamos a las perras 2 horas a solas dentro de casa y se pusieron a llorar (encima su pastor alemán se tira todas las noches ladrando y al menos nosotros lo sobrellevamos y no nos quejamos).

    Ahora vivimos en un chalet donde teníamos ya las otras perras, y la parti-chocolate que tenemos casi desde que nació.

    Pues en cuanto a sus personalidades: La primera dorada que tuvimos sí que es muy activa, pero es más lista y obediente todavía, pero por encima de todo cariñosa. Enamora a todo el mundo que la conoce. Con sus dos años probablemente es más inteligente que yo cuando tenía 4 años. Y por supuesto que es un animal, pero imita muchas cosas que nos ve hacer a nosotros. Incluso si se arrima a la mesa cuando estamos comiendo, no acosa (porque sabe que entonces no le damos) pero desde hace dos meses o así hace movimientos con la boca como tratando de imitar el habla para pedir pan (que le encanta más que la carne de perro y sobre todo el pienso). También hace esas muecas para pedir que le lancemos un juguete. Tiene caracter Alfa pero siendo respondable. Le encantan los niños pequeños y los cuida como si fueran sus hijos.

    La otra dorada no es ni de lejos tan lista como la primera, aunque es más mayor que esta. Sobre los 4 años. Es un sol de perra. Muy cariñosa y muy apegadiza. Se ha hecho muchísimo de querer por nosotros. Ahora mismo la tengo a mi lado contenta porque le he hecho cuatro gracientas. Es un 20% lo activa que es la otra dorada

    La particolor-chocolate, es la que más se ajustaría a tu descripción. Es activa, aunque no tanto como la primera dorada, sobre un 70%, pero es un bicho (aprovecha cuando no miramos para robar cosas de la mesa y llevárselas para enterrarlas en la tierra o destrozarlas…) nos lleva fritos, pero por ejemplo, sabemos que si tira el cubo de basura al suelo, la culpa no es de ella, es nuestra por haberle dado la posibilidad de hacerlo y actuamos en consecuencia. A medida que pasa el tiempo la estamos sociabilizando más, aunque está siendo bastante más difícil que con las doradas. De hecho la primera dorada colabora en ello. P.ej: A mi suegra la parti-chocolate le robó la dentadura postiza de encima de la mesa y la enterró en la parcela. Al día siguiente la dorada cuando vio que estábamos buscándola por toda la parcela la trajo y me la dejó a mis pies sin ningún rasguño (eso sí, sucia de barro).

    Sobre adoptar, nosotros mismos hemos adoptado un galgo, pero no estoy de acuerdo en que sea mejor adoptar que adquirir/comprar. Por un lado, es muy triste pero la sociedad hoy en día toma al dinero y al valor como sinónimos. De esa forma para alguien le es mucho más fácil abandonar un perro que se lo han “regalado” antes que uno por el que ha pagado una cantidad apreciable. Esto no es opinión mía. Es la realidad. Es lo que pasa día a día. Por otro lado lo que sí apoyo y estoy de acuerdo es que en la adquisición de un cachorro o un perro adulto, vía la vía que sea, se realice mediante un contrato de responsabilidad civil de ambas partes y ajustado a ley.

    Yo lo que realmente apoyo es si quieres tener un perro, antes infórmate muy bien de la raza, y busca fuentes de confianza para adquirirlo. Y si puedes conocer a los progenitores del perro muchísimo mejor. Un cachorro de una tienda de mascotas, de milanuncios, o de una protectora, te puede salir una lotería. Podría ser incluso hijo de padres hermanos entre sí. Si no quieres problemas busca un buen criador, o algún familiar o amigo de confianza que haya criado alguna vez antes de algúnos ejemplares y cuyos hermanos de tu futuro cachorro se encuentren cerca y puedas conocer y tratar con ellos.

    Dicho esto, es muy loable adoptar un animal de protectora y darle tu cariño y amor. La mayoría de ellos lo han pasado muy mal y te lo agradecerán. Pero en la mayoría de los casos tendrás que borrar su impronta educativa para crear la tuya propia en él, lo que te llevará el doble de faena y seguramente el doble de gastos veterinarios.

    Lo de los veterinarios es otra historia. Los hay de un caradurismo increible. Que sí, que vale muy cara la carrera veterinaria, pero es que los productos que venden les sacan un 700% de márgen de beneficios. Por ejemplo, las vacunas más comunes cuestan 3 euros en laboratorio (la de la rabia cuesta 5 euros) y las puedes comprar tu perfectamente teniendo los cuidados para conservarlas convenientemente. Ellos te cobran hasta 25€ por la vacuna y el gesto de pinchar una inyección subcutanea. Si tienes algo de idea, tus perros puedes vacunarlos tú mismo y estarán igual de bien protegidos que si los hubiera vacunado un veterinario (de hecho los criadores los vacunan ellos y no suelen contratar un veterinario a sueldo). Eso sí, no tendrán el cuño del veterinario en la cartilla.

    Después a la mínima intentan operarte al perro. Mi pareja llevó a una de las cockers a la clínica porque no comía bien y vomitaba(es una tragona). En la placa aparecieron 3 piedras redondeadas del tamaño de la uña de un dedo. Ya le habían puesto el gotero cuando llegué a la clínica y discutí con el veterinario porque ya antes había comido piedras (como manera de llamar la atención) y las había cagado. El veterinario metiendome miedo con lo de que se le podía hacer una peritonitis (obvio, pero no se ha comido un estropajo ni clavos ni nada de eso), la cuestión es que tuve que pagar el gotero y la asistencia veterinaria para que al día siguiente la primera mierda que cagó tirara las tres piedras que en realidad tenían la cuarta parte del tamaño que se veía en la placa.

    La cocker parti-chocolate está viva porque discutimos con el veterinario. 20 días antes su hermana murió de parvo. Cuando nosotros la llevamos a la clínica el veterinario no quería hacerle el test porque la veía muy animada, pero nosotros casi se lo tenemos que ordenar. Efectivamente, estaba infectada de parvo. Estuvo enganchada al gotero 12 horas antes de que aparecieran los primeros síntomas severos. Eso segúramente le salvó la vida (pilló una cepa nueva de parvo que ataca hasta perros de más de 2 años). Ni que decir que la tuvimos ingresada en otro hospital ya que donde la llevamos había epidemia de parvo y estaban todas las jaulas llenas (y encima el tío no quería hacer el test…)

    No escribo más porque me va a salir algo muy largo de leer pero todavía podría hablar de muchas cosas que comentas en el post con las que no estoy del todo de acuerdo (como he dicho antes, con otras sí que lo estoy).

  18. Lo de que no bajan solos a cagar y demás… ¿Lo has descubierto tú solo, o te ha ayudado el Intituto nacional de estadística? Y así podría remarcar obviedad tras obviedad.
    A mí me parece que estás levemente amargado. Y eres un grosero, además.

  19. Hola Chloé.

    Si después de leer tanto esta entrada como la aclaratoria que ahora mismo está en cabeza del blog, me dices lo que me dices, solo puedo pensar tres cosas sobre ti:

    1. Que tienes una comprensión lectora nula
    2. Que no se quién de los dos está más amargado (si a decir las cosas sin adornar lo llamas grosería, vale, soy un grosero)
    3. Que no has pillado nada de lo que intenta transmitir la publicación de las entradas

    Y ya no tengo nada más que decir sobre eso. (Forrest Gump dixit)

    Gracias por tu visita.

    Javier

  20. Te ha encantado que te meneasen eh, asi te has desahogado. hasta has publicado otra entrada para seguir dandote coba a ti mismo. Por cierto, Gilipolleces es con G.

    No te ofendas, pero “comprensión lectora nula” es una excusa bastante chorra para acusar a quien le parezca una chorrapollez tu decálogo. A mi no me pareces grosero, pero siempre me ha dado por culo la gente que se pilla animales a la ligera para luego quejarse de la responsabilidad que se le presupone a tal cosa, al menos a quien tenga dos dedos de frente. Y más aun me da por culo que luego vayan de espabilaos dando lecciones a los que pequen de lo mismo.

    Si tu perro te da tanto por culo, lo siento, yo he tenido perros toda mi vida y de niño ya sabía las responsabilidades que conllevaba. Sin embargo tú pareces carne de cañón para la industria farmacéutica por el amargue que te produce haber descubierto por las malas y por las ignorancias una obviedad como un pino, obviedad que es tu decálogo, tio. Es que no estoy en desacuerdo con lo que dices, pero la forma en que lo expresas das la impresión de ser un poco capullo. Seguro que en realidad no lo eres, pero bueno 😀

    Ah por cierto, los perros son en muchos casos más personas que muchas personas. Para esto no es imprescindible que sean de raza.

    Na, bienvenido al maravilloso mundo de los perros y un saludo

  21. Hola Missantropus.

    Todos tenemos ego, yo también. 😉

    El decálogo será todo lo que digas pero a la vista está que a no todo el mundo le parece lo mismo. 😉

    Corregido lo de gilipolleces. Gracias.

    No me ofende, tu opinión es tuya y razonada como lo está pues eso. Nada que objetar.

    He reconocido, por activa y por pasiva, que tomé una decisión equivocada… no se que me cuentas, porque lo he dicho varias veces y bien claro en ambas entradas. Tú tampoco pareces entender lo que lees.

    Soy calvo, tengo más de dos dedos de frente.

    Mi relación con Coco, hoy (tiene 10 años), es de lo más equilibrada. No le falta de nada, salimos al campo y nos entendemos… siempre dentro del orden correcto para que ambos estemos bien. No te confundas.

    Repito: Las entradas pretenden aceptar y asumir los errores que he cometido.

    Ea, que bienvenido, da un vistazo que hay más cosas que igual no te parecen tan malas hombre.

    Javier

  22. No, no he leído el mensaje en la cabecera de tu blog. Como seguramente te imaginarás, he llegado aquí por menéame, y no tengo particulares ganas de leer más. Te contestaré de un modo algo más extenso, y te haré el favor de no caer en las faltas de respeto que caes tú, hablando sobre la comprensión lectora de otros por la sencilla razón de que no te gusta lo que lees.
    A ver…
    Me alegro mucho (en serio), que pese a que acabases hasta los mismos cojones de tu perro, no lo abandonaras en una cuneta. Esto ante todo. Eso es, como dices tú, tener dos dedos de frente a pesar de tu calvicie (yo tengo el pelo largo, negro, y llevo flequillo)
    Lo que ocurre, es que hay varios puntos con los que no estoy deacuerdo (a veces ocurre).
    Así recordando por encima lo que leí esta mañana y sin pinchar en el link aclaratorio, si no ciñéndome a lo que tuve en mente en un principio (que es a lo que iba):

    -Estás generaliando demasiado. Coco será como sea, pero no creo que sea un gran ejemplo de lo que es un perro. No sé, viviré en el otro planeta distinto al tuyo, pero conozco a muchos, muchísimos perros que se portan de fábula. Cuando hay un problema, es más bien cosa de unos dueños que no lo supieron educar a tiempo. Lógicamente, un perro ladra (ya ves), necesita una serie de atenciones, hay que bajarlo, etc. Pero esto, que es una generalidad que SI es aplicable a todos los perros, no me parece que sea “dar por culo”. En definitiva, una cosa es que Coco sea un pesao. Otra que un perro sea un animal pesao por definición.
    ¿Como explicarlo mejor? Es como si a mi un tío me pone los tarros, y ya digo que “todos los tíos son unos cabrones”. Si actuase así, me convertiría en una cornuda amargada 😉

    -No hay nada de malo en darles comida casera. Obviamente, no vas a alimentar a un perro de miga de pan y leche, pero en fin, son parcialmente omnívoros. No hay que darles pienso necesariamente, existen alternativas como la dieta BARF, etc. Huesos, carne… mi perra en concreto come de todo, y está bastante sana. Y no, no es el único caso que conozco.

    -Hablarles no es malo. Al revés, yo diría que es muy saludable. LÓGICAMENTE, no tiene mucho sentido que le hables a Coco de como te ha ido en el trabajo, o de la cría de langostas en los manglares. Pero aprenden a enteder muchísimas palabras, escuchan, y sí, entienden. En su ámbito, pero entienden.
    Darles besos… bueno, allá cada cual, ¿no crees? Estoy segura de que Coco tiene el hocico más limpio que unos cuantos humanos (gingivitis, sexo oral… ya sabes). Y tampoco creo que ponerles un abrigo (mariconadas… en fin, vou calar) les haga daño. Es más, hay razas que lo requieren. Son cosas que en definitiva, no dañan al animal, ni dañan tu relación con él. Tu problema, es con tu perro, una vez más. No con la especie en conjunto.
    -Sí que se puede viajar. Vale, no puedes coger y olvidarte del perro. Pero se puede. Yo lo hago con frecuencia y te aseguro que jamás he abandonado a mi perra. Hay alternativas, se les puede llevar a muchos sitios… en fín, es cuestión de estudiarlo.
    -No dan por culo el 90% del tiempo. La verdad, creo que pocos seren dan TANTO a cambio de tan poco. Tu error, según yo lo veo, reside en lo que esperabas en principio del animal. Pero creo que a esa conclusión ya habrás llegado tú solo. Tienen su personalidad, sus necesidades (distintas en cada perro). Pasa lo mismo que con las personas, cada una es distinta, claro. Siento que Coco y tú no os llevéis bien. He conocido cóckers muy tranquilos, debo añadir. Si tienes hijos actualmente, o los tienes algún día, quizá puedas comprobar como te pasa lo mismo. Puede se una experiencia maravillosa, o un infierno. Tienes un blog público, tío, la gente cuya vida sea MEJOR gracias a su perro te va a contestar. Es normal.
    -No pierdas los nervios, no vale de nada. Cuida tu “salud mental” y tómate las cosas de otro modo. No te enfades. Será mejor para tí y para Coco.
    -El César Millán me parece el anticristo, en serio. Que asco de tío.
    -En lo demás estoy deacuerdo, a grandes rasgos.

    Saludos a Coco. Para tí no, que eres muy borde.

  23. Hola me ah gustado mucho el post pero bueno yo tengo mi perra le hablo le digo cosas bonitas mimitos la quiero mucho incluso le eh dicho que solo le hace falta hablar y va perfectamente es la cosa mas buena que te puedas encontrar pero por lo otro genial 🙂 me gusta

  24. Me ha gustado el post, yo también tengo perro, una yorky de 2 años de edad, a veces me apetece ·$$%&$%/ pero la quiero con locura y ella a mi muchísimo mas.

    Viajar con un perro es complicado y cada vez mas, nos falta cultura pero no solo en lo referente a mascotas, sino a pasear en bici tranquilamente, en no meternos en lo que hacen los demás, en no saber todos de todo (mas de uno que pasaba me daba instrucciones para currar), no pitar al de delante cuando lleva la L ( tu tambien la llevaste) .

  25. ¡Ole, ole y ole, por este artículo!. Estoy pensando en adoptar un perro y no sé como he llegado a este blog… Me ha arrancado unas cuantas carcajadas, me ha hecho reflexionar y mira, no me voy a andar por las ramas, tienes más razón que un santo y el artículo tiene una gracia “exgerá”. Me parece impresionante y sólo quería felicitar al que está detrás de esto. Enhorabuena y gracias por este regalo!

  26. Enfoque divertido y el mensaje bien claro.

    No entiendo ni la mitad de las respuestas que se han publicado, no se ni a que vienen. Es buscarle los tres pies al gato. o al perro hahaha

  27. Los comentarios (parte de ellos, vaya) cambian la sonrisilla acompañante al texto, pero te mereces mi felicitación por la entrada. Se nota que quieres a Coco pese a todo.
    Decirte que has tenido suerte de poder exponer el título 4 sin hacer mención a experiencias personales discordantes… Algunos sí que comen mierda… de motu propio (mejor tomárselo con humor y aprendizaje con bozal).
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.