Qué hacer cuando tu móvil se cae al agua

Hace unos días paseaba con las sandalias en la mano por la orilla de la playa mojándome los pies, hacía un día brillante y corría una ligera brisa templada que hacía muy agradable la actividad. Iba yo pensando en mis cosas.

En un momento mis pensamientos se vieron interrumpidos al sentir que algo sólido golpeaba el empeine de mi pie izquierdo. Agacho la mirada y me encuentro con que el mar había traído hasta mis caireles un bonito Samsung Galaxy Ace. Sí, un smartphone.

Qué hacer cuando tu móvil se cae al agua

Recojo el teléfono que yacía bajo un palmo de agua salada y dejo que escurra. Mucha gente en esta situación lo tiraría directamente a la basura, y eso es un error porque el teléfono puede volver a funcionar perfectamente si seguimos unos sencillos pasos.

Dale al ‘Sigue leyendo’ y te cuento cómo revivir un smartphone que se ha mojado.

Hace un montón de tiempo leí que varios cientos de miles móviles se caen al agua (piscinas, playa, lavabos, etc) cada año, y que la mayoría de esos aparatos se desechan al pensar que están ya estropeados del todo, pero no es así. Sigue estos pasos y verás que es sencillo recuperar muchos terminales que han acabado sumergidos en liquido con un poco de paciencia.

No hay que operar de la misma forma en todas las ocasiones, así que voy a hacer tres apartados que engloban la mayoría de casos en los que nuestro teléfono acaba sumergido en liquido.

UNO. Se cae al mar. Esto es lo que apliqué al móvil que vino del mar a mi pie.

Es el segundo más peliagudo de los casos por culpa del agua salada y, si se da el caso, la arena que haya penetrado en el aparato. Mi proceder fue el siguiente:

  • Averiguar el modelo del terminal y buscar en Internet como se desmonta
  • Una vez desmontado lavar cada pieza bajo un chorro de agua dulce, del grifo vamos
  • Ayudándome con un cepillo de dientes viejo fui quitando la arena bajo el chorro de agua
  • Secar un poco, con mucho cuidado, las piezas
  • Dejar las piezas sobre papel de periódico durante 3 días hasta que se sequen del todo
  • Volver a montar el móvil

En este caso me encontré con que la función táctil no iba demasiado bien, así que dejé el aparato secando un par de días más y volvió a funcionar como si nada hubiese pasado.

Ahora me toca extraer datos y ver si puedo localizar a su propietario, pero eso es otra historia.

DOS. Se cae a un cubo, piscina o cualquier otro sitio con agua dulce y limpia.

  • Lo más importante, no intentar encenderlo
  • Quitar la tapa trasera y retirar la batería
  • Quitar fundas o protectores si los lleva
  • Retirar la SIM y tarjetas de memoria si las tuviese
  • Colocar todas las piezas sobre papel de periódico en una zona seca, ventilada y a la sombra
  • Deja pasar unos días, coloca la batería y enciende el terminal para probar si funciona correctamente
  • Si ves que enciende pero algunas funciones no van como debiera lo apagas, retiras la batería y lo dejas secando un par de días más, verás como al final todo vuelve a la normalidad

TRES. El peor de los casos. Tienes mala suerte y se te cae en barro o en la taza del water cuando, por decirlo de alguna manera, ya hemos dejado parte de nosotros en ella. O aterriza sobre cemento u otro árido.

  • Si ha caído sobre, ejem, materia orgánica le retiramos la tapa y batería
  • Ponlo bajo un chorro de agua del grifo y ayúdate de un cepillo de dientes viejo o una brocha pequeña para ir limpiando los restos que puedan quedar
  • Si ha caído sobre productos áridos como cemento fresco u hormigón desmonta la unidad lo más rápido que puedas y al agua corriendo, esos productos corroen de mala manera y si te pasas un poco de tiempo te has quedado sin teléfono
  • Igual que en los puntos anteriores deja a secar las piezas durante varios días
  • Monta el terminal y prueba que todo funciona de forma correcta

Este sistema, lavado con agua de una placa de circuito, puede parecer quizás un poco extraño pero funciona. Además ‘de perdidos al río’, si se ha dañado de forma irreversible esto no lo va a empeorar.

Recuerdo haber revivido con este sistema dispositivos más grandes como por ejemplo un portátil de un cliente al que se le había caido al agua en una playa. No me preguntéis qué hacían con el portátil ni como es posible que acabase en la arena de la playa, pero así fue.

Una semana y un concienzudo lavado con agua dulce después, el equipo regresaba a la vida funcionando todo en perfectas condiciones, incluido disco duro y unidad óptica.

¿Sois de esos a los que se os ha caído el móvil a la taza del baño? ¿Os ha pasado alguna vez?

Si aplicásteis otra solución diferente ¿Cuál fue? ¿Qué recomendáis hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.