Sitios que dan grima: Las catacumbas de Palermo

No cabe la menor duda, hay sitios que por su historia guardan en su interior secretos que se muestran en toda su crudeza al visitante. Uno de esos lugares son las catacumbas de los Capuchinos de Palermo.

Se trata del convento de los Padres Capuchinos ubicado en Palermo, en la isla de Sicilia, Italia. Allá por 1599 los monjes deciden “enterrar” al hermano Silvestro de Gubio, que había muerto se entiende, en un lugar donde pueda ser objeto de rezo. Deciden hacerlo en las catacumbas del convento… descubren entonces que al depositar allí el cadáver este se momifica y conserva perfectamente.

Momia de uno de los "habitantes" de Palermo

Al conocerse las “propiedades” del lugar comienzan a solicitarse enterramientos en el lugar, tanto es así que hasta 1920, fecha en que las catacumbas reciben a su último huésped, más de 8.000 cuerpos entran a habitar los pasillos de los Capuchinos.

Los monjes durante los años organizan sectores donde van depositando los cuerpos según su sexo, edad, profesión, etc.

Imagen de uno de los pasillos de las catacumbas

La última inquilina

Llama especialmente la atención el caso del último cuerpo que entra a reposar para siempre en las lúgubres galerías. Hablamos de Rosalía Lombardo, una niña de tan solo 2 años. Si miramos la foto da escalofríos pues parece que es una niña pequeña que duerme… desde hace 89 años.

Tiene 2 años... pero duerme desde hace casi 90

El médico Alfredo Solafia inyecta en el cuerpo de la pequeña un compuesto químico cuya formula se llevó a la tumba.

Las catacumbas se pueden visitar

Si quieres visitar las catacumbas de los Capuchinos de Palermo puedes hacerlo sin problemas. Igualmente disponemos de miles de imágenes, muchos sitios web en español para saber un poco más sobre el lugar.

Algunos vídeos están sazonados muy a lo Cuarto Milenio pero alguno vale la pena.

Llamarme morboso pero es uno de los sitios que pienso visitar en cuanto me sea posible.